¿ETIQUETAS VERDES VENDEN? SÍ, PERO SÓLO LAS AUTÉNTICAS

EL GREENWASHING o su alternativa en español ‘ecopostureo’ es rechazada desde el principio por un público consumidor que se siente engañado.

Si tu firma, marca o empresa no lleva a cabo medidas respetuosas con el medioambiente no finjas ese compromiso con el planeta. Tus seguidores no te lo perdonarán, se sentirán traicionados y te darán la espalda para siempre.

La realidad nos dice que el cambio climático, la contaminación de los océanos, la sostenibilidad, los residuos, la pérdida de biodiversidad, etc. se han vuelto sin género de dudas UNA PREOCUPACIÓN MUNDIAL.

Estamos ante la audiencia más exigente. Ahora a las marcas se les pide que respondan contra el futuro desastre natural con medidas reales. Un público sobreinformado y preocupado considera que, si bien es cierto que el calentamiento supone una grave amenaza para la humanidad, aún estamos a tiempo de frenarlo. Es por eso que se siente obligado a buscar y colaborar con marcas, productos y servicios cien por cien comprometidos con el entorno.

Esta estrategia de marketing verde utilizada por determinadas firmas para incrementar seguidores, posicionamiento y ventas se puede volver en su contra y acabar dañando gravemente su reputación y credibilidad. Incluir como estrategia de venta el color verde, por sí solo, para transmitir al público un compromiso fiel con el medioambiente YA NO VALE.

Aquellas compañías que promocionan esta práctica engañosa acaban siendo desenmascaradas por falta de pruebas o información verificable que refuerce su papel amigable con el planeta. Imprecisión, ocultación de otras prácticas, uso de etiquetas falsas y publicidad de certificados no reales sirven para identificar a ese tipo de empresas que pretenden subirse al carro de ‘LO SOSTENIBLE VENDE’.

En el polo opuesto, encontramos marcas referentes en sustentabilidad, cuyos pasos van encaminados a lograr emisiones cero en el año 2050. Ejemplo de ello,

Burberry, Mulberry y Stella McCartney, principales firmas de moda en Reino Unido, se unieron con el Consejo Británico de la Moda y la campaña GREAT en la cumbre sobre cambio climático COP26 de Glasgow, Escocia. Mostraban así su compromiso con el planeta a través de la innovación de la moda.

En definitiva, esta práctica fraudulenta va acompañada de consecuencias muy desagradables para aquellos que decidan llevarla a cabo. Sostenible, ecológico y natural venden sólo si son reales, después de todo una marca nos atrae por su afinidad, sinceridad y transparencia.

¿te resultó útil? ¡compártelo!

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contenido

otros artículos de nuestro blog

Quizás te interese...

descárgate ya el calendario de Community Manager 2024

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad