A TI TAMBIÉN TE PASA Y SE LLAMA ASMR

¿Es posible que la química del Blandi Blud traspase la pantalla de nuestros dispositivos móviles?

¿Qué es el ASMR?

Por lo visto, tan relajante es manipular, estirar o estrujar esa masilla mocosa con nuestras propias manos, como ver a un desconocido haciéndolo por nosotros. Esa sensación placentera que nos absorbe, y nos mantiene con la mirada fija en la publicación sin que entendamos muy bien por qué, recibe el nombre de ASMR (Autonomous Sensory Meridian Response – Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma).

La tendencia triunfa en Instagram y en Tiktok, donde el hastag #asmr supera los catorce millones. Seguro que más de una vez te has encontrado perdido entre un mar de reel prestando seria atención a un video, de apariencia inofensiva, en el que se corta meticulosa y perfectamente un jabón con un cúter o se empapa y se escurre repetidamente una esponja.

Este fenómeno se ha convertido en estandarte del marketing sensorial. Esto nos lleva al siguiente planteamiento: ¿PODRÍAMOS APOYARNOS EN ESAS EXPERIENCIAS POSITIVAS A LA HORA DE VENDER NUESTRA MARCA?

Placer con tu marca

Asociar distensión y placer con tu marca puede funcionar como acicate para reforzar la buena imagen de tu empresa. Incluir en tus redes sugerentes clips donde la arena de la playa sea protagonista, pisarla, aplastarla o dejarla caer entre los dedos, será un acierto si estás vendiendo, por ejemplo, un servicio de alojamiento en la costa.  El cosquilleo agradable que experimentan algunos, si no la mayoría, al escuchar ciertos sonidos o consumir determinadas imágenes en movimiento tiene un nosequé adictivo que gana seguidores día tras día.

Esta práctica puede ser una buena estrategia para lograr que el PÚBLICO SIENTA TU MARCA. Atraer, mantener la atención, sugerir, enganchar, huir de las preocupaciones diarias, este efecto tiene la ASMR y por extensión también tu marca.

SIN DARNOS CUENTA, no solo emocional sino fisiológicamente, respondemos a sus estímulos. Nuestro corazón puede latir a un ritmo más lento, llega menos oxígeno al cerebro, los músculos se destensan y hay un aumento de la conductividad de la piel y la euforia.

Respondemos instintivamente a distintos sonidos e imágenes que nos trasportan, como el ruido de la lluvia al caer o el chasquido de la leña ardiendo, y es entonces cuando nos invade la calma, así como las ganas de permanecer un poquito más ahí. EN ESE PUNTO, como por arte de magia, tu público objetivo o cliente potencial estará justo donde quieras que esté: VIVIENDO LO QUE LE DAS.               

Si necesitas conectar con tu audiencia DE OTRA MANERA, apelar a ciertos sentimientos y emociones, te recomendamos combinar distintas estrategias. En Conecta encontrarás profesionales capaces de hacer evolucionar tu marca.  ¿CONECTAMOS?

¿te resultó útil? ¡compártelo!

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contenido

otros artículos de nuestro blog

Quizás te interese...

descárgate ya el calendario de Community Manager 2024

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad